Para el correcto funcionamiento y armonía entre copropietarios, vecinos y usuarios, es importante contar con una correcta gestión de los recursos (captaciones, cobranza, mora, aplicaciones, etc) y además mantener una impecable TRANSPARENCIA. Adicionalmente es clave tener un panorama completo de todos los activos y una clasificación adecuada de las áreas comunes y privadas con sus respectivos destinos.

La planificación tiene que realizarse necesariamente contemplando escenarios de corto y mediano plazo para cuidar la inversión de los copropietarios y ademas mantener creciente la plusvalía y en el caso de la excelencia mantener un nivel adecuado de utilidades.